El Día Internacional del Trabajo Social es el día para conmemorar el compromiso, contribución y labor de nuestros/as profesionales. Y está marcado en rojo en nuestro calendario.

Cartel Dia Mundial TS

Para el gran público ¿qué hacemos los y las trabajadoras sociales? Estamos en primera línea de la realidad social, ponemos el foco en el día a día de las personas, las reales, las que sufren. Estamos en primera línea como agentes del cambio. Estamos en primera línea en la intervención social. Derechos humanos, derechos sociales, igualdad y justicia social son nuestros mantras. Como luce en la cabecera de este humilde blog somos “un puente hacia las personas”.

Y ¿dónde estamos? Estamos en primera línea en el cole de tus hijos e hijas, en tu centro de servicios sociales, en la asociación de tu barrio, en el centro de salud, en la residencia, en los servicios de ayuda a domicilio, en los juzgados, en los institutos, en los centros penitenciarios, en las casas de acogida, en los puntos de encuentro, en los pisos tutelados, en comedores sociales, en el campo, en la mina, en la empresa, en los ayuntamientos… estamos por todas partes, donde vayas pregunta por el/la trabajadora social, seguro que tendrá una mano tendida para al menos indicarte el camino a seguir.

Y ¿con quién trabajamos? Estamos en primera línea, con menores, mujeres, dependientes, discapacitados/as, migrantes, refugiados, reclusos/as, personas sin hogar, víctimas, familias, comunidades, drogodependencias, adicciones, prostitución, duelo, exclusión social, emergencia social, minorías…

El contexto de “post-crisis” ha venido para quedarse “o los trabajadores/as sociales cambiamos el chip o no tendremos nada que hacer”. ¿No te sientes aludido?

El 15 de Marzo de 2016 celebramos el Día Mundial del Trabajo Social, continuando con el lema “Promover la dignidad y el valor de las personas”. Y sí, lo hacemos. Porque es nuestro deber, no se puede hablar de Trabajo Social sin hablar de dignidad, de valor, de libertad, de igualdad, de derechos, de justicia social. Los y las profesionales del Trabajo Social estamos comprometidos con nuestro Código Deontológico, documento esencial para el buen desempeño de la profesión, que dice así:

“Respecto al papel del profesional del trabajo social, hemos de tener en cuenta sus funciones:

Se ocupan de planificar, proyectar, calcular, aplicar, evaluar y modificar los servicios y políticas sociales para los grupos y comunidades. Actúan con casos, grupos y comunidades en muchos sectores funcionales utilizando diversos enfoques metodológicos, trabajan en un amplio marco de ámbitos organizativos y proporcionan recursos y prestaciones a diversos sectores de la población a nivel micro, meso y macro social. Algunas de la funciones se podrán desarrollar de manera interrelacionada, de acuerdo a la metodología especifica de la intervención que se utilice.

Es decir:

Información – Investigación- Prevención – Asistencia – Atención directa – Promoción e inserción social –  Mediación – Planificación – Gerencia y dirección – Evaluación – Supervisión – Docencia – Coordinación

Para desarrollar sus funciones, los profesionales del trabajo social cuentan con unos instrumentos específicos del trabajo social:

Historia social. Documento en el que se registran exhaustivamente los datos personales, familiares, sanitarios, de vivienda, económicos, laborales, educativos y cualesquiera otros significativos de la situación socio-familiar de una persona usuaria, la demanda, el diagnóstico y subsiguiente intervención y la evolución de tal situación.

Ficha Social. Soporte documental de trabajo social, en el que se registra la información sistematizable de la historia social.

Informe Social. Dictamen técnico que sirve de instrumento documental que elabora y firma con carácter exclusivo el profesional del trabajo social. Su contenido se deriva del estudio, a través de la observación y la entrevista, donde queda reflejada en síntesis la situación objeto, valoración, un dictamen técnico y una propuesta de intervención profesional.

Escalas de valoración social. Instrumento científico que sirve para identificar situaciones sociales en un momento dado. Permite elaborar un diagnóstico social

Proyecto de intervención social. Diseño de intervención social que comprende una evaluación-diagnóstico de la situación y personas con quienes actuar, una determinación de objetivos operativos, actividades y tareas, utilización de recursos, temporalización y criterios de evaluación.”

Te invito a que conozcas el resto de normas, derechos y obligaciones de los y las trabajadoras sociales en nuestro Código Deontológico.

codigodeontologico

Situación actual

Los y las trabajadoras sociales somos profesionales formados en una disciplina científica, y también estamos siendo víctimas del proceso de desmantelamiento del Estado de Bienestar. El cambio de paradigma nos sitúa en un momento crítico donde luchamos por la supervivencia de nuestra profesión:

Quiero recordar en este punto las palabras de Patrocinio de las Heras Pinilla -reciente premiada por su trayectoria y dedicación en el IV Premio Estatal del Trabajo Social que celebra nuestro CGTS- que nos dedicó a los oyentes en el Congreso de Trabajo Social de Málaga celebrado el pasado Noviembre “al igual que en el año 1978, los y las trabajadoras sociales debemos dar un paso hacia adelante unidas/os luchando y presionando para que los Servicios Sociales se reconozcan como derecho ciudadano “, “no se pueden sustituir las garantías sociales por beneficencia, y hay que recuperar las funciones de las y los trabajadores sociales porque la garantía de los derechos son sus profesionales”.  Esto lo dice toda una institución del Trabajo Social en España.

Germán Jaráiz Arroyo, Doctor en Ciencias Sociales y Trabajador Social, afirma que el contexto de “post-crisis” ha venido para quedarse y que “o los trabajadores/as sociales cambiamos el chip o no tendremos nada que hacer”.

¿No te sientes aludido?

Anuncios